...Fuí a los bosques porque quería vivir a conciencia. Quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida. Olvidar todo lo que no fuera la vida, para no llegar a la muerte, descubriendo que no había vivido...



Afinando...

4...Otras Bocas Dicen... comments

Esta semana y los próximos días serán trascendentales en mi vida...
Tengo los nervios agarrados al estómago y una constante sensación de vértigo que hace que me tiemblen las piernas...
He tirado la moneda al aire (trucada) y ya no hay vuelta atrás... esta vez no... la suerte está echada... he puesto la máquina en marcha y no la pienso parar hasta el final del trayecto...
Sigo haciendo equilibrio en el alambre, y cada vez me acostumbro más a saltar sin red...

Hugo, cuando se despierta con miedo en mitad de la noche, me llama a gritos para que le dé la mano y ahuyente con mi presencia a sus fantasmas... Yo, cuando tardo en dormirme o me desvelo de un salto, también quiero gritar para que vengan a darme la mano y sentirme segura... pero no lo hago... me quedo a oscuras, tapada hasta la cabeza, dejando que me devoren hasta el alba mis fantasmas...

Después de un largo tiempo escondío
Todo oscuro, con hambre y muerto de frío
Sin nada que hacer, tan solo esperar
Busco libertad, amigo mío, tengo que volar...
... no, ya no puedo quedarme aquí...


Blue & Pink

3...Otras Bocas Dicen... comments



Hoy me han dado la clave: dos pastillas azules y una rosa... Habrá que preguntar la marca...

PD: Odio las fiestas de cumpleaños infantiles en las que estallan globos de colores...

con la grima que me da... sigo con taquicardias...


Compulsivamente...

6...Otras Bocas Dicen... comments

Tiempo y Horizontes

...Hay días para quedarse en la cama...
...hoy es uno de ellos...
... a la mierda...
...todo...


Las Cosas por su Nombre...

3...Otras Bocas Dicen... comments

Cuentos Políticamente Correctos
Erase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, atención, sino porque ello representa un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad. Además, su abuela no estaba enferma; antes bien, gozaba de completa salud física y mental y era perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que era.

Así, Caperucita Roja cogió su cesta y emprendió el camino a través del bosque. Muchas personas creían que el bosque era un lugar siniestro y peligroso, por lo que jamás se aventuraban en él. Caperucita Roja, por el contrario, poseía la suficiente confianza en su incipiente sexualidad como para evitar verse intimidada por una imaginería tan obviamente freudiana.

De camino a casa de su abuela, Caperucita Roja se vio abordada por un lobo que le preguntó qué llevaba en la cesta.

- Un saludable tentempié para mi abuela quien, sin duda alguna, es perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que es -respondió.

- No sé si sabes, querida -dijo el lobo-, que es peligroso para una niña pequeña recorrer sola estos bosques.

Respondió Caperucita:

- Encuentro esa observación sexista y en extremo insultante, pero haré caso omiso de ella debido a tu tradicional condición de proscrito social y a la perspectiva existencial -en tu caso propia y globalmente válida- que la angustia que tal condición te produce te ha llevado a desarrollar. Y ahora, si me perdonas, debo continuar mi camino.

Caperucita Roja enfiló nuevamente el sendero. Pero el lobo, liberado por su condición de segregado social de esa esclava dependencia del pensamiento lineal tan propia de Occidente, conocía una ruta más rápida para llegar a casa de la abuela. Tras irrumpir bruscamente en ella, devoró a la anciana, adoptando con ello una línea de conducta completamente válida para cualquier carnívoro. A continuación, inmune a las rígidas nociones tradicionales de lo masculino y lo femenino, se puso el camisón de la abuela y se acurrucó en el lecho.

Caperucita Roja entró en la cabaña y dijo:

- Abuela, te he traído algunas chucherías bajas en calorías y en sodio en reconocimiento a tu papel de sabia y generosa matriarca.

- Acércate más, criatura, para que pueda verte -dijo suavemente el lobo desde el lecho.

- ¡Oh! -repuso Caperucita-. Había olvidado que visualmente eres tan limitada como un topo. Pero, abuela, ¡qué ojos tan grandes tienes!

- Han visto mucho y han perdonado mucho, querida.

- Y, abuela, ¡qué nariz tan grande tienes!... relativamente hablando, claro está, y su modo indudablemente atractiva.

- Ha olido mucho y ha perdonado mucho, querida.

- Y... ¡abuela, qué dientes tan grandes tienes!

Respondió el lobo: - Soy feliz de ser quien soy y lo que soy -y, saltando de la cama, aferró a Caperucita Roja con sus garras, dispuesto a devorarla.

Caperucita gritó; no como resultado de la aparente tendencia del lobo hacia el travestismo, sino por la deliberada invasión que había realizado de su espacio personal.

Sus gritos llegaron a oídos de un operario de la industria maderera (o técnicos en combustibles vegetales, como él mismo prefería considerarse) que pasaba por allí. Al entrar en la cabaña, advirtió el revuelo y trató de intervenir. Pero apenas había alzado su hacha cuando tanto el lobo como Caperucita Roja se detuvieron simultáneamente.

- ¿Puede saberse con exactitud qué cree usted que está haciendo? -inquirió Caperucita.

El operario maderero parpadeó e intentó responder, pero las palabras no acudían a sus labios.

- ¡Se cree acaso que puede irrumpir aquí como un Neandertalense cualquiera y delegar su capacidad de reflexión en el arma que lleva consigo! -prosiguió Caperucita-. ¡Sexista! ¡Racista! ¿Cómo se atreve a dar por hecho que las mujeres y los lobos no son capaces de resolver sus propias diferencias sin la ayuda de un hombre?

Al oír el apasionado discurso de Caperucita, la abuela saltó de la panza del lobo, arrebató el hacha al operario maderero y le cortó la cabeza. Concluida la odisea, Caperucita, la abuela y el lobo creyeron experimentar cierta afinidad en sus objetivos, decidieron instaurar una forma alternativa de comunidad basada en la cooperación y el respeto mutuos y, juntos, vivieron felices en los bosques para siempre.
( James Finn Garner )


Apariciones...

2...Otras Bocas Dicen... comments



Y mientras el mundo gira
y yo intento cogerle el ritmo…
de pronto, apareces tú…
cóncava y despeinada,
dentro de mi cucharilla del café…

Yo también podría escribir los versos más tristes esta noche... pero no encuentro la lapicera...


Domingo Par...

3...Otras Bocas Dicen... comments


Todos los semáforos están en rojo y las señales que veo son de dirección prohibida... Hay una alarma a punto de sonar en algún sitio en mitad de la noche... No encuentro las llaves... da igual, tampoco hay cerraduras... ya no existen puertas para cerrar o dejar abiertas... han sido todas quemadas... quizá es por eso por lo que está a punto de saltar la alarma...
Las suelas de mis zapatos no dejan huellas... caminar sobre mojado es lo que tiene... habrá que pisar en seco para ver qué pasa... de todas formas, nunca supe ordenar los pasos... unas veces voy a la pata coja y otras, saltando de baldosa en baldosa... incluso, en ocasiones, vuelo sin dejar rastro... odio las cosas lineales... casi tanto como esos letreros que me lanzan piedras... se ruega silencio... prohibido fumar... agotado cambio... gracias por su visita...
Veo trenes en las líneas de las plamas de mis manos... intento cerrarlas, pero me he pasado de parada y no sé volver... por esta estación sólo pasan trenes de mercancías... trenes de ida y vuelta... trenes con paradas... trenes de madera...
Enciendo un cigarro tras otro y me pierdo entre el humo... tras cada calada se esconde un suspiro... siete verdades y cuatro mentiras... mil sueños que se escapan con el humo, deshaciéndose a escasos dos metros del suelo... a tres metros ya no hay rastro de ellos... desaparacen... no queda nada... como si nunca hubieran existido...
Estoy en medio de un atasco y me apetece gritar... chillar... dejarme los pulmones en la boca...
Alguien debería avisarnos justo en el momento en que damos, sin ser conscientes de ello, el último beso, el último abrazo, la última caricia... Deberían alertarnos para hacer eterno el momento... De haberlo sabido, aquella mañana de agosto me hubiera abandonado en tus ojos para siempre... Ahora es demasiado tarde...


Celebración de la Fantasía

3...Otras Bocas Dicen... comments

Hoy me dediqué un café de tres cuartos de hora… Procuré salir un poco antes de que se me empezara a caer la casa encima… aún no me he acostumbrado a la ausencia de tus charlas de sobremesa…

Pese al frío y a la mojadura de mis vaqueros, me pedí mi habitual café con hielo… leí por segunda vez la prensa y apagué el mp3… me gusta escuchar el bullicio de la cafetería: el ruido del menaje metiéndose en el lavavajillas, las intermitentes conversaciones de las mesas colindantes, el áspero sonido de las hojas de periódico al pasarse (supongo que se debe a la crudeza de algunas noticias), las discusiones a pie de barra sobre el fútbol, la tele como música de fondo…

En ésas estaba cuando Gustavo, el dueño, se acercó a alinear uno de los cuadros que colgaba tras mi espalda… Por un momento pensé que lo había movido yo, pero no… no tenía enganchada en el hombro ninguna de las piezas de ajedrez de la foto… ni siquiera había tropezado con el tablero… la partida seguía tal cual…
Me sonrió… supongo que me leyó el pensamiento… fue entonces cuando aproveché para decirle que me había sorprendido descubrir el día anterior (más de un año después de parar allí todos los días), enmarcado y colgado en la pared, el siguiente texto:

Fue a la entrada del pueblo de Ollantaytambo, cerca del Cuzco. Yo me había desprendido de un grupo de turistas y estaba solo, mirando de lejos las ruinas de piedra, cuando un niño del lugar, enclenque, se acercó a pedirme que le regalara una lapicera. No podía darle la lapicera que tenía, porque la estaba usando en no sé qué aburridas anotaciones, pero le ofrecí dibujarle un cerdito en la mano.
Súbitamente, se corrió la voz. De buenas a primeras me encontré rodeado de un enjambre de niños que exigían a grito pelado, que yo les dibujara bichos en sus manitas cuarteadas de mugre y frío, pieles de cuero quemado. Había quien quería un cóndor, y quien una serpiente, otros preferían loritos o lechuzas, y no faltaban los que pedían un fantasma o un dragón.Y entonces, en medio de aquel alboroto, un desamparadito que no alzaba más de un metro del suelo, me mostró un reloj dibujado con tinta negra en la muñeca.
- Me lo mandó un tío mío que vive en Lima -dijo.
-¿Y anda bien? -le pregunté.
- Atrasa un poco - reconoció.

Gustavo, aunque lleva aquí mil años y alguno más, es de origen uruguayo… su acento lo delata rápidamente… muchas veces pienso que se esfuerza por lucirlo y exagerarlo para conservar, de alguna manera, sus raíces…
Estuvimos un buen rato hablando sobre Galeano y sus libros… me dijo que estas navidades había regalado un par de ellos a dos amigos… no sé muy bien por qué, pero me hizo ilusión… Después me confesó a media voz (luego entendí por qué) que este verano se había ido de vacaciones a Perú y que se había llegado hasta Ollantaytambo… que esa historia siempre le había encantado y que no pudo hacer nada por impedir que sus pies le llevaran hasta allí…
Yo sonreí, emocionada y sorprendida… otro buscador de sueños –pensé-... pero sólo me atreví a preguntarle si el niño seguía con el reloj atrasado pintado en la muñeca…
Yo no lo vi –respondió- pero seguro que estaba allí…

Apuré las últimas caladas del cigarrillo y chuperreteé un par de hielos que aún quedaban sin derretir en el vaso… la chica de la gasolinera sigue teniendo una de las miradas más tristes que conozco… a veces me pregunto en qué piensa mientras llena los depósitos…

Mi reloj marcaba las 15:54h…
Yo sí tengo reloj… fue el peor regalo que pudieron hacerme estas navidades… sobre todo ahora, que acababa de aprender a medir el tiempo a mi manera… quizá es por lo que sigo sin acostumbrarme a mirarme la muñeca…
Para las próximas navidades pediré que me dibujen uno, así podré atrasarlo o adelantarlo a mi antojo…

Me puse la chaqueta… la partida de ajedrez seguía intacta… aún no habían movido ficha… me acerqué a la foto y le dije al oído al de camisa blanca: la torre… cómele la torre con el alfil… ésa es la siguiente jugada… Abrí la puerta y me fui…


Peces, Olores y Recuerdos

3...Otras Bocas Dicen... comments

A mi padre, cuando está de vacaciones, le gusta salir temprano de casa para ir a comprar pescado… Al rato vuelve con media sonrisa disimulada dibujada en la cara, con un par de bolsas en las manos, y con un puñado de quejas en la boca sobre lo caro que está todo…
Después, con toda la paciencia y el esmero del mundo, se pone a limpiar, trocear y sazonar su compra… lo hace con tanto cuidado y cariño, que siempre se me escapa alguna sonrisa al contemplar la escena…

Siempre me acuerdo cuando me llevaba con él de pequeña a la ya inexistente Plaza del Pescado… Recuerdo arrugar siempre la nariz ante la primera bocanada de aquel olor al entrar…
- Los peces muertos huelen muy mal…
- Sí, pero estos no… esto es pescado…


A los pocos minutos, aquel nauseabundo olor desaparecía como por arte de magia… entonces yo iba agarrada de la mano de mi padre entre los puestos, mientras se empeñaba en enseñarme cómo se llamaba cada pez y lo sabrosos que iban a estar en cuanto él les echara mano…
Recorríamos la Plaza entera, pero al final siempre terminaba comprando en el puesto de su tía Lucila… no me acuerdo mucho de ella, pero recuerdo que yo siempre esperaba a dos metros, porque odiaba los besos de aquella señora que olía a pescado, y el billete de 200 pesetas naranja que siempre me daba cargado de escamas…

Si estábamos en otoño, antes de regresar a casa, parábamos en los puestos del paseo de la playa a comprar oricios… estaban en enormes cajas de madera o en grandes calderos negros… mi padre me soltaba la mano para escogerlos, mientras yo temía a que se pinchara, y la señora gritaba que estaban frescos, que los había faenado su marido aquella misma noche… aquella señora sí me gustaba, pese a que gritara demasiado… por lo menos no olía a pescado, sino a mar… aunque no me diese 200 pesetas… casi mejor así… quizá me hubiera clavados mil pinchos al guardar el billete en el bolsillo…


Hoy, la plaza ya no existe, la tía de mi padre lleva años criando malvas y ya no venden oricios en puestos ambulantes… eso sí, mi padre sigue cocinando igual o mejor que antes… huele mi casa en estos momentos a gloria bendita…



Estoy harta de ver llover... que los inviernos duren 15 meses... de seguir caminando sobre mojado...
Cansada de ver siempre las mismas caras y hacer las mismas rutinas... de mirar horizontes que siguen siendo horizontes si no camino hacia ellos... de ver mis sueños perderse tras cada esquina que no se dobla...

Necesito echar de menos antes de asfixiarme echando de más...

Nada, absolutamente nada es imposible... y todo, absolutamente todo es modificable... las cosas y las circunstancias no son así porque sí... son maleables... son producto y consecuencia...

Voy a cortar con mis manos la cadena que me amarra a esta vida yerma que me agota y desanima... me coseré un par de alas azules repujadas con mis sueños... y daré el salto... daré el gran salto...


Será en septiembre...

Tengo nueve meses por delante para preparar el vuelo... será como un parto, pero del verbo partir...

Invocaré a todos esos dioses en los que no creo para implorarles que esta vez septiembre sea un mes de comienzos y no de finales... de primaveras... de aires de libertad...

Destino?... las calles a las que voy a dar con mis pasos cada noche en sueños... las que tú me enseñaste... en las que te perdí... Siempre quise esperar a alguien, junto a la fuente, en la Plaza de la Trinidad... aunque no aparezca nadie...




Al Corazón Que Venza

En esta noche atroz vengo a rogarte,
a matar el ruiseñor con mi tristeza,
a cambiar mi cuaderno por tu luna.

A gritar al amor que se apresure.
Al llanto, una demora.
A la razón, que calle.
Al corazón, que venza.

(G.L.L.)


Curiosidades I: ahora soy yo la que está al Sur y tú la que estás al Norte...
Curiosidades II: el nombre de la ciudad desde la que partiste...ojalá sea una señal...
Curiosidad III: no me acostumbro a este vacío... a este silencio imperioso... a echarte tanto de menos...


RESACOSA

6...Otras Bocas Dicen... comments

Ayer ha vuelto a ser una noche para embotellar sonrisas… risas… carcajadas…

Sin zapatos ni nariz de payaso (sólo sidra y buen rollo), he arrancado carcajadas a todo un comedor… a toda una plantilla de camareros… a mis amigas… incluso las mías propias…
Ha sido como un regalo… me encanta ver a la gente contenta y con los ojos brillando, olvidándose del mundo y sus problemas por un instante…
Me dieron las siete de la mañana entre risas y gintonics…
Una vez ya en casa, como todo buen payaso, me sequé limpié la lágrima del maquillaje y guardé mi traje en el baúl... para cuando haya que volver a disfrazarse...

No sé cómo tengo más futuro… si como aprendiz de clown o mentirosa… Mañana lo pienso… la resaca me impide ver más allá de un vaso de agua y una pastilla de ibuprofeno…



Anoche quise salir a descuartizarme en la barra de un bar a golpe de gintonics... (los fondos de los vasos de ginebra son siempre para los días amargos)... contarle mis penas al primer desconocido que se sentara a mi lado... mutilarme lentamente de tobillos para arriba para obligarme a no pensar ni sentir... sólo me apetecía beber y "beber hasta perder el control"...
Al final no lo hice... opté por quedarme en casa y emborracharme de recuerdos...

Hoy he amanecido temprano y sin resaca... buen viaje...
No había nubes y el sol se colaba por las rendijas de la persiana jugando sobre mi cara...
Me obligué a ponerme una sonrisa y a colgarme el mundo por montera... salir a la calle como un explorador y volver a descubrir...

Hoy, simplemente, se me ha antojado que empiece la primavera... aunque estemos en pleno invierno...




...Si acaso no vuelvo a verte, olvida que te hice sufrir...


So Long

0...Otras Bocas Dicen... comments




Te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero...
Es inútil... podría rellenar mil hojas y aún así, me quedaría corta... nunca habrá palabra alguna que resuma todo lo que siento...
Ah... acuérdate de hacerme un hueco en la maleta... llévame por tierras inglesas, que yo sí tengo zapatos aptos para la lluvia... que aquí también llueve ocho de cada siete días...
Mañana espero atreverme por fin a mirar un mapa y buscar Ex*t*r, aunque sólo sea para saber dónde estás... (hasta ahora no tuve valor de hacerlo)... quizá un día nos encontremos allí pisando el mismo charco... quién sabe...

Hasta Pronto...







No, esta vez no acudiré a la despedida… quizá porque no hay dársenas ni puertas de embarque desde donde despedirte… quizá porque ya nos hemos despedido demasiadas veces y no sé si soportaría otra más… quizá porque el simple hecho de que ésta pueda ser la última, me da auténtico pavor… quizá porque no vuelvas nunca… quizá porque tengo un inmenso miedo y me tiemblan las piernas de sólo pensarlo… quizá porque nunca supe, ni aprenderé nunca, a decirte adiós… o quizá es que no quiera decirte adiós jamás…

No, esta vez no acudiré a la despedida… porque sé que me partiré en dos… porque no podrás secarme las lágrimas a mitad de la mejilla… porque sé que no voy a encontrar, una vez más, las palabras justas que quiero decirte… porque volveré a callarme todo aquello que me apetece gritar a los cuatro vientos… porque nadie me agarrará de la mano y me dará un beso entre la multitud de un pequeño aeropuerto del norte…

No, esta vez no acudiré a la despedida… porque se me ha escurrido el tiempo entre las manos y se me clavan los minutos en el pecho… porque intenté detenerlo y ha sido él quién me retuvo a mí… porque vivo de recuerdos y no sé encajar el presente… porque atrás estabas tú… y yo, mi, me, contigo… porque me duele el tener que obligarme a mirarte de otra forma distinta a como te siento… porque no sé cómo arrancarte del pecho y de mis ganas… porque no quiero hacerlo…

No, esta vez no acudiré a la despedida… porque te quiero… TE QUIEROMUCHO
Te querré SIEMPRE

Buen viaje…


PD I: la canción… servidora, que de vez en cuando es cursi (otra faceta nueva descubierta)…
PD II: la foto… para dejar el faro encendido... por si un día decidieras regresar...


Out-Off...

3...Otras Bocas Dicen... comments





Estoy sin estar... no me apetece absolutamente nada... me siento parca, vacía y hueca... zafia, torpe e inútil...

No puedo hacer nada... mis manos ya no pueden hacer nada... sólo esperar (y ni eso)... y yo no estoy acostumbrada a rendirme y redimirme tan fácilmente... por eso estoy tan perdida...

Asoma aunque sea un dedo, para agarrarme a él y salir de este agujero...


PD: aquí dejo mi auto-audio-regalo... ahora ya se escucha... lo comparto, pero sigue siendo mío...


TRÉBOL + DADO + (mojón pisado¿?)

0...Otras Bocas Dicen... comments



Hoy he cerrado una etapa de más de cuatro años y medio... Ni me da pena ni me alegro... más bien creo que aún no lo he asimilado...

Vuelve a aparecer ante mí una nueva bifurcación en el camino... no quiero elegir... nunca lo hago bien... o sí... pero luego siempre llevo "el coste de oportunidad" colgando en la espalda...y pesa mucho... en ocasiones demasiado... Para estos casos debería poder tirarse una moneda al aire y que sea ella quien sentencie... eso sí, acudiendo antes a infinitos cursillos de iniciación y perfeccionamiento sobre el azar, para saber encajar después el golpe de suerte...

Tengo un trébol de 4 hojas en la cartera y mi dado de la suerte en el bolsillo... necesito otro amuleto más... los números pares nunca me han gustado... quizá por eso, hasta el momento, no han hecho casi efecto... Si alguien sabe de alguno, me lo haga saber cuanto antes... tengo diez días para decirdirme...

Por lo demás ni más, ni menos larga que cualquiera hay momentos que me apetece y me atrevo a pisar fuerte, para que se oigan los cascabeles a mi paso... en otros, me siento en una esquina de mi habitación a descuartizar el tiempo con las manos...

Yo también tengo miedo... mucho miedo... y tiemblo como si tuviera frío...

PD: las fotos no sólo pueden olerse, sino que se huelen mientras se miran... o por lo menos las que yo tengo sí...


ANGINAS

0...Otras Bocas Dicen... comments



No me gusta el olor de los hospitales... me pone nerviosa... quizá es por eso por lo que odio ir al médico de cabecera con un simple catarro... siempre espero en la sala con angustia y con miedo a que me pongan una inyección... es sólo un pequeño pinchazo, lo sé... algo así como un pellizquito... pero es algo que me supera...

Me pasé más de 5 horas con H. en brazos y con 40º de fiebre hasta que lo atendieron... Me sentí impotente al ser incapaz de quitarle los dolores a besos... Anginas le diagnosticaron...

Descubrí, aunque ya lo sabía de sobra, de quién heredé mi vena revolucionaria... fui por un momento "la hija del cabecilla del motín"... Me sentí más que orgullosa... en ese tipo de cosas siempre me reconozco en él... y él en mí, cuando lo hago yo... creo que es en lo único que estamos siempre de acuerdo y de la única forma que logramos entendernos... quizá es un lenguaje nuestro secreto...

Al final lo consiguió... Yo sonrío cada vez que lo pienso...

Por lo demás, hoy es el último finde que curro con U. y no acabo de acostumbrarme a mirar la hora en la muñeca... ni el calendario en las manos...


ROSCÓN DE REYES

1...Otras Bocas Dicen... comments



Hoy he visto la alegría en unos ojos que dicen que se parecen a los míos... la magia y la ilusión pueden crearse... he podido comprobarlo y me reafirmo nuevamente... aún tenemos el privilegio de fabricar sueños... de atraparlos al vuelo y servirlos en bandeja... sólo es cuestión de ser partícipe y creérselo... (hoy he sido más "Maga" que nunca)

He sentido el tacto cálido de decenas de labios en mis mejillas... me han besado con sinceridad... por compromiso... con achuchones y pésames incorporados... con un tirón de orejas... con verdadero entusiasmo... con mensajes ocultos...

Me han llegado besos y abrazos envueltos en un icono con forma de sobre al móvil y al PC... (incluso hubo quien, a la 5ª vez de felicitarme, aún no sabía si lo había hecho ;-D )... abrí con delicadeza cada sobre, y cerrando los ojos, sentí todos y cada uno de los besos enviados... eran cálidos y apretados... no habían perdido su calor por el camino...

Me han llamado desde Madrid... desde Guadalajara... desde Zaragoza y Tenerife... desde Córdoba... incluso desde el otro lado del espejo, para sacarme la lengua...

Me han cantado el cumpleaños feliz más bonito que jamás había escuchado... medio en castellano, medio en soagili¿?... a un escaso metro del suelo y con los ojos brillantes... tras comérmela a besos, hizo un bis...

He echado de menos a tres personas, pero ese vacío lo han compensado las otras personas que yo creía ausentes y han estado... me han emocionado...

Hace un instante, he cerrado los ojos unos segundos y he sonreído... supongo que hoy ha sido un buen día...

En cuanto a la parte material... he debido ser muy buena o parecerlo... se han portao este año (como todos)... Me han traído muchas cosas... muchas... incluso casi todas las que pedía... Sólo han faltado dos... una de ellas la tarta... pero soy perfectamente consciente de que somos muchos y hay que repartir... las dejaremos para otra ocasión...

En fin... el día ha terminado, la jornada ha sido muy intensa y los juguetes ya llevan un buen rato durmiendo en su nueva casa... Me voy a la cama a leer, a descansar y a seguir arrancando hojas del calendario...

Sólo una cosa más... pedir un deseo y soplar conmigo... la magia sigue existiendo... sólo hay que creer en ella...


JAPI BERDEI TU MI...

1...Otras Bocas Dicen... comments






Oficialmente ya es 6 de enero y, por consiguiente, Día de reyes y, por casualidades de la vida, también mi cumpleaños... aunque para mí, hasta que no me despierte por la mañana, no existan ninguna de estas dos cosas... Qué se le va a hacer... rarezas que una tiene...
Pese a todo, voy a empezar a celebrarlo ahora mismo yo sola... Me voy a dedicar mi primer regalo: esta canción...
Lo sé, puede que suene a egocentrismo, pero es que nadie va a regalarme mañana lo que realmente quiero y deseo, y éste es el mejor sucedáneo que he encontrado... Sólo le (te) falta el lazo...

Felicidades Guaju!!! Éste ha sido un año pa enmarcar!!! Ha sido un año MÁGICO!!!... Han hecho que fuera MÁGICO!!!... No tienes derecho a queja alguna... ni en tus mejores sueños lo hubieras imaginado así... Feliz 27 cumpleaños!!!... Uhm... Bailas?...

Voy a por mi segundo regalo anticipado: voy a robarle un beso a Hugo, ahora que duerme plácidamente ajeno al mundo... mi muñeco quitapenas

PD: existe otra versión más larga (para torpes), pero ésta es la original... ésta es la tuya...





Hoy Susana tenía cita a las cinco de la tarde… (hora torera)… para ella ir al dentista es lo mismo que plantarse delante de un mihura… Una vez me contó que tuvieron que hacerle un empaste en tres sesiones… que se moría de vergüenza, pero que le podía el miedo…
Como siempre, Margarita la esperaba en la sala leyendo revistas atrasadas…
Mientras G. terminaba de fumarse su nobel bajo en nicotina (que sabe a nada), yo me quedé en el gabinete hablando con Susana… No sé por qué me cayó bien desde el primer día… parece una persona sincera… y, a decir verdad, es uno de los pocos pacientes con los que no tengo que forzar las palabras… siempre encuentro tema de conversación mientras preparo el instrumental…
Hoy me contó que estaba hasta el moño de comprar reyes… que sólo le faltaba una cosa para su hija la pequeña… Yo le dije que me había pasado la mañana trotando bajo la lluvia, pero que había merecido la pena…
Cuando G. entró en la consulta, llené el vasito de plástico con agua y me fui a seguir haciendo cosas…
Más de media hora después, nos despedimos las cuatro en la entrada…
Al cerrar la puerta, G. volvió hacerme por 3ª vez el mismo comentario:


- A mí me da que éstas dos son… son… vamos, que son pareja… Sé que Susana tiene dos hijas, pero… No sé, yo de estas cosas ya no entiendo nada… hace tiempo que me perdí y no me aclaro… Chicas que siempre estuvieron con chicos acaban con chicas… y al revés, chicos que estaban con chicas y ahora se lían con chicos…Pero bueno, son cosas mías, tú no me hagas mucho caso…
- Bueno, oye, cada uno…


Sí, me limité a decir sólo eso… sin embargo, mientras G. daba la conversación por zanjada tras mi frase inacabada, mi pensamiento iba más allá de esas cuatro palabras hilvanadas sin sentido que acaban de salir por mi boca… Puede que todo resultase muy raro, pero mientras el resto del mundo duerme (incluso las dentistas retrógradas que fuman tabaco que no se sabe a nada) ella tiene quien le caliente los pies en la cama…
Susana puede que le tenga miedo al dentista, pero no a la vida…

Una hora después veo una llamada perdida de U. en el móvil… me extrañó… jamás me llama cuando estoy trabajando… Me quedé preocupada, así que decidí llamarla…
Descolgó el teléfono… al hablar se le quebraba la voz… no tardé en averiguar mis sospechas… estaba llorando…
Debió de quedárseme la misma cara de gilipollas que se me queda siempre en estos casos… nunca sé qué decir, ni cómo actuar… y mucho menos así, sin tenerla delante y con un teléfono en la mano… Me apetecía abrazarla fuerte, fuerte… dejarle mi hombro… pero sólo pude darle palabras y hacerle una promesa:


- El primer finde que libremos, nos vamos las dos juntas de borrachera a llorar nuestras penas… Un cacique y un chiste malo por cada lágrima… trato?
- Trato… pero… tú también quieres llorar?
- No mujer, lo mío es por solidaridad… por acompañarte para que no hagas el ridículo tú sola…
- Ah, bueno… ya me habías asustado


Sé que no logré consolarla… ni un poquito sólo… (las palabras no curan)… pero al menos había dejado de llorar, y eso me dejaba un poco más tranquila…

Cuando a las 9 entré por la puerta de casa, no me lo podía creer… home sweet home… bañé y le di la cena a H… lo acosté… Abrí el grifo de la ducha… por fin iba a poder secarme los pies… (odio tenerlos mojados por la lluvia)… el vapor del agua caliente me envolvió en una relajante y densa niebla… limpié con la mano el vaho del espejo para encontrarme… fue entonces cuando pude ver, tras la fachada de fortaleza que ven los demás, los 7 dardos clavados en el corazón

Soy de cristal -pensé- un día me rompo...


AL OTRO LADO DEL TELÓN DE ACERO...

2...Otras Bocas Dicen... comments



Una vez construimos un muro… consistía en una especie de barrera obligatoria en la que frenar los sentimientos…
Cada una se quedó a un la / do…
No lo fuimos levantando poco a poco, piedra a piedra… Lo alzamos en una sola noche… así, de golpe… como por arte de magia… Despertamos al día siguiente y ahí estaba… tan frío él…
Medía mucho… cien metros… dos cientos… u n k i l ó m e t r o… quién sabe… pero era muy alto… Era lo suficientemente alto como para impedirme ver con claridad lo que se escondía al otro lado…
En ocasiones, arañé adoquines… mordí piedras… partí cascotes con mis manos… hasta conseguir hacer un pequeño agujero por el que asomarme…
Otras veces, fabricaba una escalera de ilusiones para subirme y pasar al otro lado… Justo cuando estaba arriba, cuando sólo me faltaba una pierna por pasar, de repente todo se quedaba a oscuras… luego venía un fuerte golpe en el cuerpo… Cuando la claridad volvía, al abrir los ojos, me descubría de nuevo en mi jodido reducto…
Ha pasado un tiempo desde entonces hasta ahora… desde nuestra grandiosa obra de arte urbano-sentimental…
Hay días que logro acercarme y acariciarlo, con indiferencia… otros, lo miro con odio y con recelo, y lo maldigo… otros peores (los que más), el muro se vuelve contra mí y me molesta su sola presencia… y me desespero y me doy mil cabezazos contra él desesperada, como un animal malherido y abandonado…
Pero hay otros muchísimo peores… son esos días en los que me parece oír su voz llamándome en el silencio de la noche…cuando creo oir sus manos golpeando desde el otro lado...toc toc... es entonces cuando se despierta mi instinto más irracional y me preparo para derribar el muro a bocados, a puñetazos, a patada limpia, a… a lo que haga falta…como haga falta… con lo que sea necesario…
Si aún no lo he hecho es porque son sólo suposiciones…quizás a veces, a ella también le ocurre lo mismo, pero insisto… el muro es muy alto… y yo desde aquí, no logro ver lo que hay al otro lado…


ASIGNADOS

1...Otras Bocas Dicen... comments



Ayer, a la hora de la cena descubrieron que faltaba el interno dieciséis mi sobrina se puso a cenar con tus cubiertos... aquellos cubiertos siempre fueron para ti...

No pude evitarlo... al meter las primeras cucharadas de sopa de marisco en la boca, se me clavaron en el estómago los cuchillos y tenedores del resto de comensales... quizá por eso, no llegué al segundo plato...

"esos cubiertos son suyos"... le confesaba a mi copa de vino... "esos cubiertos eran para ella"...


  • Guajuca
  • Xixón, Asturies
  • Conversaciones de Pasillo en... Guajuca@gmail.com

Últimas Boca-Nadas...

Esta Boca Dijo En Su Día...

Links


ATOM 0.3